El mito de los cuentos de terror

El mito de los cuentos de terrorLos cuentos de terror cortos, como lo indica su nombre son relatos de poca extensión, no importando si esta se da de manera escrita o hablada. Se calcula que el número de palabras utilizadas en un cuento de tamaño tradicional, oscila entre las 2500 y las 35,000 palabras.

Eso depende del tipo de historia del que se esté tratando. Pero revisemos ahora las características de los cuentos cortos para aprender a diferenciarlos fácilmente. La primera particularidad que salta a la vista es (como ya se dijo) su concisión, es decir, la estrechez del argumento que plantea.

Generalmente, el autor utiliza un título que condensa en una sola frase la idea o mensaje que se intenta transmitir. Los temas a tratar en los cuentos cortos no tienen limitación alguna. Se pueden tratar hechos reales, históricos, fantásticos, religiosos e inclusive algunos que tengan como trasfondo una ideología política.

Uno de los argumentos más recurrentes, aparte del amor, son los que hablan sobre el terror, las fobias o temores que padecemos los seres humanos. Tal parece que estos escritos de miedo, ayudan a que las personas enfrenten sus aprensiones y paulatinamente puedan convertirse en seres completamente sanos y funcionales, desde una perspectiva psicológica claro está.

Por otro lado, casi ningún cuento bebe de un sólo género literario, ya que la mayoría de las veces conviene hacer una mezcla que enriquezca la crónica de acontecimientos. De hecho, existen varios cuentos cortos cuyo trasfondo es meramente dramático. Sin embargo, en el clímax o en el desenlace del mismo, se hallan aderezados con tintes de comedia, cuestión que aunque no lo parezca puede llenarlos de éxito comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *