El ascensor de la muerte

El ascensor de la muerteEn esta nueva oportunidad te introduciremos en la trágica historia de Hitoshi Nikaidoh, un médico residente que se encontraba ejerciendo su profesión en un hospital de los Estados Unidos, hospital que sería paradójicamente su lecho de muerte. Un relato para aquellos amantes de los cuentos de terror sangrientos basados en un hecho real.

Allá por el año 2003, Hitoshi Nikaidoh se encontraba en un día de trabajo que realmente no excedía a una jornada laboral común y corriente, había atendido con éxito a una gran cantidad de pacientes y como buena noticia, se acercaba la hora del almuerzo.

El médico contaba con 60 minutos para dedicarse a su almuerzo y descansar un poco antes de retomar las actividades propias del hospital. Esta hora transcurrió en paz junto a sus compañeros de trabajo en el comedor, incorporándose finalmente para volver a su labor.

El evento trágico se encontraba a la vuelta de la esquina, y Hitoshi no podía ni imaginárselo. Ingresando por el pasillo de la planta baja de este edificio, decidió llamar al ascensor para acudir a su piso de una forma cómoda y veloz, realmente el médico no era muy amante de las escaleras.

Una vez abiertas las puertas del ascensor, y mientras el médico saludaba a una de sus colegas, decidió ingresar al cubículo. Lo que sucedió luego fue realmente inexplicable, al parecer el ascensor tuvo una falla en sus sensores, y sin cerrar sus puertas comenzó su ascenso. La peor noticia es que el cuerpo de Hitoshi no se encontraba en su totalidad dentro del ascensor, atrapándolo a la altura de los hombros y aplastando su cabeza de una forma terrible.

Perpleja dentro del ascensor se encontraba una enfermera de los pisos superiores, la cual divisó la escena muy claramente, viendo como la cabeza del pobre médico se destrozaba poco a poco y caía al piso, una escena que nunca podrá olvidar sin dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *