Cosas que tal vez no sabías sobe el Teatro

Cosas que tal vez no sabías sobe el TeatroEl teatro es uno de esos géneros que cautivan tanto a grandes como a chicos con su magia. Su origen proviene de la cultura griega, dado que inclusive la palabra “drama” se traduce como la “acción de llevar a cabo una cosa”.

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, las obras teatrales primigenias tuvieron como primer escenario las páginas de un libro. Recordemos que precisamente los griegos son reconocidos por sus extraordinarios relatos.

Desde luego, con el paso del tiempo varios de esos textos se han ido adaptando, de manera tal que dichas acciones pueden ser representadas por actores de carne y hueso. Muchas veces los autores usan este medio de comunicación para difundir una idea en particular o bien para hacer una crítica sobre una situación que está viviendo determinado sector de la sociedad.

En la época antigua, las iglesias usaban al teatro como fuente de adoctrinamiento. De la misma forma, diversos partidos políticos lo han utilizado para sumar adeptos a sus filas.

Olvidándonos de eso, también existe el “teatro clásico”, es decir aquel que los críticos denominan como verdadero arte en escena. Generalmente esas en presentaciones sólo las llevan a cabo actores con un gran bagaje debido a la importancia del rol que les ha tocado encarnar.

Cosas que tal vez no sabías sobe el TeatroDentro de sus componentes más importantes, tenemos que mencionar a los dos elementos principales. Por un lado tenemos a los actores, que como ya dijimos, son los encargados de darles vida a los personajes. Por otro lado, tenemos al público, es decir, la gente que presencia el espectáculo.

Otros elementos que tienen un fuerte peso son: la vestimenta y el maquillaje. Por ejemplo, si nos encontramos ante una situación que se desarrolla a finales del siglo XIX, lo que esperamos ver es que el vestuario coincide perfectamente con esa época.

El maquillaje teatral, varía en función de la iluminación de la cual se disponga en el foro. Supongamos que hay mucha luz en el escenario, ahí el maquillista tiene la tarea de lograr que los intérpretes “brillen” lo menos posible, con el fin de no producir reflejos y así molestar a la audiencia.

Ahora que estamos hablando de la iluminación, no podemos olvidar la labor que realizan los escenógrafos. Tal vez en una obra musical, el escenario del teatro no necesite mucha variación en cuanto a sus fondos, ya que justamente lo que el público va a presenciar es a un buen grupo de bailarines y/o cantantes.

Cosas que tal vez no sabías sobe el TeatroSin embargo, si se trata de un texto (original o de autor) de carácter dramático, lo mejor será contar con el apoyo visual necesario para hacer creíble el relato. Una de las cosas que ha mejorado en la actualidad es sin duda el sonido.

Los nuevos recintos del teatro, son construidos por arquitectos especialistas en la acústica. En otras palabras, son expertos en la correcta dispersión de los sonidos. Así, no importa qué tan alejado esté el espectador de la tarima, siempre escuchará con la máxima claridad los diálogos que allí se digan.

Te invito a que consultes la cartelera de teatro de tu localidad, ya que la mayoría de los precios son bastante accesibles. Es una experiencia que no debes dejar pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *