Archivo de la categoría: Leyendas de terror

Elementos imprescindibles en las leyendas de terror

Elementos imprescindibles en las leyendas de terrorLas leyendas cortas de terror tienen cualidades que le dan cierta credibilidad, pero cuando se van transmitiendo de boca en boca, cada cual las modifica, añaden elementos fantásticos y en ocasiones se mezclan con otras historias. Es el riesgo que se corre al tratarse de una tradición oral, puede ser que a final de cuentas llegue hasta nuestros oídos un relato que no tiene nada que ver con el original. Seria impórtate preservar su esencia, porque por una parte en el momento que fueron creadas, plasmaron un suceso importante, que manifestaba algún fragmento de la cultura y sociedad de un grupo de personas.

Además del trasfondo cultural, algo que se debe preservar en las leyendas cortas de terror, pues es todo aquello que provoca el miedo, aquellos elementos que convierten una historia cotidiana, en un relato con un evento fuera de lo común, que rompa la monotonía y lleve a los protagonistas a un escenario donde se modifica violentamente su existencia. Este suceso tiene que ser tan incierto que raye en lo desconocido, algo que sorprenda de manera desagradable y que no se encuentre explicación razonable.

Los ingredientes sobrenaturales, no se limitan exclusivamente a fantasmas, puede incluir también homicidios, locura, alguna actitud humana incomprensible que convierta a las personas en monstruos dignos de temer.

Por último, el elemento más importante debe hacernos comprender que somos mortales, a través del protagonista, saber que este puede caer en cualquier momento y no sobrevive a todo, hace que el terror este presente, poner en duda la supervivencia es el mejor componente para causar terror. No necesariamente se trata de que esté a punto de ser asesinado, sino porque algún ser se acerca para decirle que va a morir, o sus seres queridos serán lastimados, o la humanidad está en peligro de extinción.

Lo que más miedo provoca en los individuos es la cercanía de la muerte, en cualquiera de las formas, por lo que debe ser un elemento presente en cualquier leyenda que pretenda ser de terror.