Archivo del Autor: canela

El mito del Santo Grial

El mito del Santo Grial

De acuerdo con las tradiciones más antiguas, el Santo Grial, era nada más y nada menos que la copa en la que Jesucristo bebió por última vez vino al lado de sus discípulos. Tanto la literatura anglosajona como la castellana, han creado novelas acerca de su búsqueda, pues se piensa que este cáliz tiene poderes sagrados.

No obstante, para algunos filósofos su búsqueda no implica necesariamente hallar un objeto físico, sino que significaría encontrar un estado de paz interior en la cual el ser humano es capaz de comunicarse con el creador.

Como ya dijimos en el primer párrafo, son muchos los relatos en los que se cuentan los procesos y acontecimientos que se realizaron para buscar el Santo Grial. Sin embargo, son muy pocos los que se alejan de un estilo clásico.

Uno de los más famosos es el que involucra al legendario Rey Arturo y sus Caballeros de la Mesa Redonda. El monarca inglés le encarga a Lancelot y a Galahad que llevaran la copa al castillo, ya que el mago Merlín le había informado que ésta se encontraba escondida en alguna región inhóspita de la Gran Bretaña.

También le contó que este utensilio había pertenecido a un soberano que había sido herido en batalla y que la única forma de encontrarlo era enviando a personas cuyo corazón no estuviera corrompido ni por la ira, ni menos por la envidia.

Lancelot, uno de los más fieles vasallos, estuvo a punto de hallarlo, de no haber sido porque sus sentimientos hacia Ginebra lo tradicionaron. Para aquellos que no lo sepan, este era el nombre de la esposa del rey Arturo.

Otro de los caballeros, de nombre Parsifal pudo ver claramente al Santo Grial, sin embargo, al no saber que ésta era la pieza que estaba buscando, la dejó y prosiguió su búsqueda.

Solamente Galahad (quien curiosamente era hijo de Lancelot) fue lo suficientemente puro y casto como para comprender su significado. El acontecimiento ocurrió en una tierra lejana conocida sólo bajo el nombre de Sarras. Los pregoneros dicen que fue tanta la emoción del muchacho al hallar la copa milagrosa que minutos después falleció de un ataque al corazón, provocado por el inmenso júbilo que sintió.

Desde un punto de vista más religioso, nos encontramos con que Lucifer (todavía en su época de Arcángel) llevaba sobre su testa una corona de oro, en la cual se situaba en el frente, una enorme esmeralda.

Poco después, éste se reveló contra Dios y fue condenado a vivir en los infiernos. Durante el descenso, se desprendió la Esmeralda de la corona cayendo sobre la tierra convirtiéndose en el Santo Grial.

En otros escenarios, la copa ha representado mitos y leyendas, en los que se ven envueltos conceptos de riqueza o pobreza. En el caso de la primera, el cáliz está confeccionado en oro y adornado con las más finas joyas. Es tanto el brillo que se desprende de esa pieza que quienes logran observarlo, inmediatamente quedan ciegos, debido a la luz que emana de su interior.

Ahora bien, si nos adherimos a la segunda interpretación, notaremos que la copa ha sido elaborada de madera (recordemos que Jesús era un humilde carpintero). Con eso se nos quiere dar a entender que sólo aquellas almas mansas son las que podrán estar en comunión con la divinidad.

 

Elementos imprescindibles en las leyendas de terror

Elementos imprescindibles en las leyendas de terrorLas leyendas cortas de terror tienen cualidades que le dan cierta credibilidad, pero cuando se van transmitiendo de boca en boca, cada cual las modifica, añaden elementos fantásticos y en ocasiones se mezclan con otras historias. Es el riesgo que se corre al tratarse de una tradición oral, puede ser que a final de cuentas llegue hasta nuestros oídos un relato que no tiene nada que ver con el original. Seria impórtate preservar su esencia, porque por una parte en el momento que fueron creadas, plasmaron un suceso importante, que manifestaba algún fragmento de la cultura y sociedad de un grupo de personas.

Además del trasfondo cultural, algo que se debe preservar en las leyendas cortas de terror, pues es todo aquello que provoca el miedo, aquellos elementos que convierten una historia cotidiana, en un relato con un evento fuera de lo común, que rompa la monotonía y lleve a los protagonistas a un escenario donde se modifica violentamente su existencia. Este suceso tiene que ser tan incierto que raye en lo desconocido, algo que sorprenda de manera desagradable y que no se encuentre explicación razonable.

Los ingredientes sobrenaturales, no se limitan exclusivamente a fantasmas, puede incluir también homicidios, locura, alguna actitud humana incomprensible que convierta a las personas en monstruos dignos de temer.

Por último, el elemento más importante debe hacernos comprender que somos mortales, a través del protagonista, saber que este puede caer en cualquier momento y no sobrevive a todo, hace que el terror este presente, poner en duda la supervivencia es el mejor componente para causar terror. No necesariamente se trata de que esté a punto de ser asesinado, sino porque algún ser se acerca para decirle que va a morir, o sus seres queridos serán lastimados, o la humanidad está en peligro de extinción.

Lo que más miedo provoca en los individuos es la cercanía de la muerte, en cualquiera de las formas, por lo que debe ser un elemento presente en cualquier leyenda que pretenda ser de terror.

5 leyendas de Halloween

5 leyendas de HalloweenEl ambiente empieza a ponerse tenebroso, la noche llega más temprano y la oscuridad luce tétrica. Las arañas tejen telas más densas y en los lugares menos pensados, así como los murciélagos salen para adornar los tejados. Las brujas desempolvan ya sus escobas, los vampiros pulen sus colmillos y los niños preparan sus disfraces. El Halloween está a la vuelta de la esquina y tan tradicional como lo anterior es compartir buenas historias, por lo cual traemos para ti, una selección de 5 leyendas cortas que no te puedes perder este día de las brujas.

Un clásico por excelencia es Jack Linterna (Jack O Lantern), un hombre bebedor que en la noche de Halloween cambio su lama por unos tragos y se encargó de engañar al Diablo en dos ocasiones hasta hacerle prometer que jamás le pediría su alma. Cuando Jack murió, le fue negada la entrada al paraíso y fue echado también del infierno pues el Diablo no quiso faltar a su promesa. Lo envió de regreso por un camino oscuro y frío, después le lanzó un carbón encendido desde el infierno, para alumbrar su camino. Jack lo puso en un nabo vacío para que no se apagara con el viento. Y ahora Jack vaga sin rumbo con su linterna para toda la eternidad. En Estados Unidos el nabo se cambió por una calabaza y es la imagen que conocemos hoy de Jack.

En Delaware, una mujer de 42 años de edad se colgó de un árbol cinco días antes de Halloween, debido a su vestimenta, muchos relacionaron el hecho con La decoración Curiosamente realista de Halloween y fue unos días después, cuando el cuerpo empezó a descomponerse que se dieron cuenta que se trataba de un suicidio real y todos los días anteriores estuvieron admirando un cadáver.

La noche de Halloween es divertida para muchos niños que van en búsqueda de caramelos tocando puerta por puerta. Pero todo un martirio para los padres desde que se empezaron a reportar casos de Dulces envenenados, ya fuese con cianuro o algún tipo de droga, y en los peores casos, conteniendo vidrios, agujas o navajas de afeitar, los cuales causaron la muerte violenta de varios niños entre vómitos y convulsiones.

Se dice que existe una Casa Embrujada de 5 pisos, que nadie puede decir exactamente dónde está y en la que los visitantes vuelven muertos de miedo o simplemente desaparecen. Cobra una tarifa de entrada de $ 25 dólares, y se devuelven $ 5 después de cada nivel completado. Lo cual no es sencillo porque cada planta es más aterradora que la anterior y muchos se retiran completamente locos antes de llegar al final, donde supuestamente esperaba una gran cantidad en efectivo como premio.

Parecida a esta historia es la que cuenta que muchos edificios no tienen El piso número 13 a causa de una antigua leyenda proveniente de una casa embrujada en Pennsylvania. Las personas fueron invitadas a la casa el día de Halloween para recorrer los largos pasillos y escaleras. En ella recibieron terribles sustos, los que se retiraron antes de llegar a la planta 13 tuvieron suerte, quienes siguieron hasta el nivel 13 nunca salieron de la casa para contar su historia.

Estas fueron las 5 leyendas cortas de hoy con temática exclusiva de Halloween, para tener algo más que compartir con los amigos en las fechas que se avecinan.

5 leyendas de Halloween

Accidente en el puente

Accidente en el puentePara todos aquellos amantes de las historias de terror urbanas, nos centraremos en esta oportunidad en relatarte una estremecedora sucesión de actos en los que se ve involucrado un accidente, muerte y a la vez fenómenos sobrenaturales.

Se trata de una historia sucedida ya hace unos años en la región norte de Bolivia. Transcurría un día común y corriente esta región boliviana cuando un terrible accidente estremeció a toda la población, un puente se derrumbó dejando caer junto a sus escombros a múltiples coches particulares y buses.

Sin lugar a dudas este accidente cobraría vidas, teniendo en cuenta la altura del puente y el aplastante peso de los escombros por sobre los coches. De esta manera, y aunque la ayuda arribó al lugar rápidamente, más de 100 vidas se perdieron a causa de contusiones y demás lesiones graves.

Días más tarde, grupos de voluntarios y trabajadores comenzaron con la limpieza de escombros y coches destrozados que yacían en el lugar. Sin dudas se trató de un arduo trabajo que demandó días enteros para volver a instaurar un cierto orden en el lugar.

Los coches, o más bien lo que quedó de los mismos, fueron trasladados a una zona cercana a este derrumbado puente. Se trataba de un descampado en dónde está chatarra podría quedarse hasta ser trasladada a un sector propicio.

Se cuenta que los vecinos de esta zona, al pasar caminando de noche por este descampado pueden oír cierto bullicio en la dirección de los ya destrozados coches. Una situación extraña que a más de uno lo ha llevado a aproximarse a la chatarra, para simplemente encontrarse con fierros doblados y vidrios rotos.

Muchos escépticos de la zona simplemente no se dejan llevar por estos supuestos bullicios, aunque otras personas creen que este extraño fenómeno no es más que las lamentaciones de aquellas almas que han visto fin a su vida terrenal en aquel terrible accidente sobre el puente.

El ascensor de la muerte

El ascensor de la muerteEn esta nueva oportunidad te introduciremos en la trágica historia de Hitoshi Nikaidoh, un médico residente que se encontraba ejerciendo su profesión en un hospital de los Estados Unidos, hospital que sería paradójicamente su lecho de muerte. Un relato para aquellos amantes de los cuentos de terror sangrientos basados en un hecho real.

Allá por el año 2003, Hitoshi Nikaidoh se encontraba en un día de trabajo que realmente no excedía a una jornada laboral común y corriente, había atendido con éxito a una gran cantidad de pacientes y como buena noticia, se acercaba la hora del almuerzo.

El médico contaba con 60 minutos para dedicarse a su almuerzo y descansar un poco antes de retomar las actividades propias del hospital. Esta hora transcurrió en paz junto a sus compañeros de trabajo en el comedor, incorporándose finalmente para volver a su labor.

El evento trágico se encontraba a la vuelta de la esquina, y Hitoshi no podía ni imaginárselo. Ingresando por el pasillo de la planta baja de este edificio, decidió llamar al ascensor para acudir a su piso de una forma cómoda y veloz, realmente el médico no era muy amante de las escaleras.

Una vez abiertas las puertas del ascensor, y mientras el médico saludaba a una de sus colegas, decidió ingresar al cubículo. Lo que sucedió luego fue realmente inexplicable, al parecer el ascensor tuvo una falla en sus sensores, y sin cerrar sus puertas comenzó su ascenso. La peor noticia es que el cuerpo de Hitoshi no se encontraba en su totalidad dentro del ascensor, atrapándolo a la altura de los hombros y aplastando su cabeza de una forma terrible.

Perpleja dentro del ascensor se encontraba una enfermera de los pisos superiores, la cual divisó la escena muy claramente, viendo como la cabeza del pobre médico se destrozaba poco a poco y caía al piso, una escena que nunca podrá olvidar sin dudas.

El mendigo del campo de concentración

El mendigo del campo de concentraciónEn un campo de concentración alemán los soldados, enfermeros del hospital de campo y los prisioneros presenciaban extrañas desapariciones. Nadie comentaba de ello, quizás por la intensidad de la guerra, los rusos se acercaban desde hacían 2 semanas y todos estaban pendientes de lo que ocurriría.

Lo cierto es que prisioneros sin piernas, en camillas, sencillamente desaparecían, sin que soldados ni doctores o enfermeros hubiesen entrado por ellos, desaparecían de todo el campo sin nadie explicarlo.

El día en que los rusos llegaron a pocos kilómetros del campo y los combates se recrudecieron, las bombas comenzaron a caer y todo empezó a saltar en pedazos, entonces lo vieron:

Un viejo envuelto en una manta negra hasta la cabeza, que iba casi arrastrándose, pidiendo comida y limosna a todos los que se lo cruzaban, nadie sabía de donde podía haber salido, nadie entraba ni salía del campo si no era soldado, personal de enfermería o prisionero. Entonces, uno o dos minutos antes de que la gran bomba acabara con todo ese pedazo del campo de concentración, lo vieron despojarse de sus ropas y gritar con mucha fuerza:

  • Heil Hitler.

El único sobreviviente entre los testigos, un enfermo que veía y escuchaba desde una carpa y que en el alboroto aprovechó para amarrarse a dos colchones, quedando dentro de un sándwich de colchones, jura que observó al viejo cavar un hoyo y, antes de que la bomba explotara, empezar a lanzar a los muertos y heridos adentro del hoyo, con una fuerza y agilidad que dejó a todos paralizados, cargaba a dos, los lanzaba y en 2 segundos tenía 2 más sobre sus hombros.

Por supuesto, un sobreviviente loco por la explosión fue ignorado luego, pero la historia quedó. Algunos especialistas en la materia vinculan este hecho a la alianza de Hitler con sectas satánicas y que el viejo sería el mismo Satanás cobrando su parte.

La leyenda de Narciso

La leyenda de NarcisoUna de las historias cortas de terror de origen griego es la historia de Narciso.

En un pueblo muy chico había un joven extremadamente bello, el cual enamoraba tanto a mujeres y hombres que lo veían pasearse por todos los lugares. El joven no prestaba mucha atención a aquellas personas que se interesaban en él, debido a que sólo estaría con aquellas mujeres que sean igual de bellas que él.

Harto de no encontrar a mujeres bellas como él en el pueblo en donde habitaba decidió dirigirse hacia otros poblados cercanos, caminó mucho para lograr encontrar a las mujeres más bellas, pero nunca encontró a aquellas que compartan la misma belleza natural con la que él había nacido.

Un día cuando se encontraba caminando por el bosque decidió dirigirse a un río a tomar agua, al llegar allí vio su reflejo en el agua, y automáticamente se enamoró perdidamente de su figura. Estuvo una gran cantidad de horas viéndose lo bien que lucía, y no entendía por qué no había nadie tan bello como él, es por ello que llegó a la conclusión de que la única persona de la cual se podía enamorar era de él mismo, por lo que decidió tratar de alcanzarse, a pesar de que sabía que sería imposible.

Narciso, como se llamaba el joven, decidió tirarse al río para lograr poder tocar de cerca a la persona que estaba viendo en el reflejo. Al tratarse de un rio muy profundo, Narciso no pudo lograr salir a la superficie nuevamente, por lo que se ahogó rápidamente.

Los Dioses al ver que el hombre más bello del mundo había muerto rápidamente, decidieron rendirle homenaje, por lo que hicieron crecer la flor más bella cerca del río en donde él había muerto, para que de esa manera pueda contemplarse su belleza al verse reflejada en el agua del río.

La canoa del pescador

La canoa del pescadorA Ahuizotl le encantaba escuchar las leyendas mexicanas indígenas que le contaba su padre antes de irse a la cama. Eran crónicas en las que sus ancestros fueron testigos de cosas fantásticas o sobrenaturales.

Una de sus predilectas comenzaba contando las peripecias que había tenido que pasar un humilde pescador, para conseguirse una embarcación. Primeramente, eligió los maderos más fuertes que encontró, para que la canoa quedara fuerte y no se tambaleara con las olas del mar.

Vale la pena resaltar el hecho de que la totalidad de la madera usada en la construcción de esa nave, fue recogida del suelo. Es decir, eran trozos que bien los rayos o la sequía habían arrancado de la tierra, ya que Ahuizotl como amante de la naturaleza no quería lastimar con sus herramientas a ningún ser viviente.

Desde luego, muchos de ustedes dirán: ¿entonces por qué se dedicaba a pescar? Muy sencillo, el nombre que le dieron sus padres, estaba ligado directamente a las criaturas que viven en el mar. No olvidemos que Ahuizotl significa bestia proveniente del agua.

Además la pesca no es una actividad destructiva, siempre y cuando se haga de manera responsable.

Por su parte,
Ilhuicóatl uno de sus vecinos que se caracterizaba por tenerle un odio enraizado a la familia de Ahuizotl, tomó la determinación de robarle la canoa a este último y así propiciar que tanto él como sus seres queridos quedaran sumidos en la miseria.

En una madrugada, esperó pacientemente a que Ahuizotl fuera por sus redes. Subió a la embarcación y remo velozmente hasta que se alejó bastante de la orilla. Aunque su primera intención era destruir la nave, después pensó que podía sacarle provecho si la utilizaba para pescar.

Mientras todo eso pasaba, Ahuizotl fue a contarles a sus amigos lo que le había pasado. Uno de ellos se le acercó y le comentó:

– Yo vi esta mañana a Ilhuicóatl en tu canoa, se dirigía hacia el norte. Vamos en la mía y así tal vez le demos alcance.

Para ese tiempo, Ilhuicóatl ya tenían la embarcación repleta de peces de todos colores. De repente, se escuchó un estruendo en la barca se volcó dejándolo a él bajo el agua sepultado por los peces.

Cuando llegó Ahuizotl al lugar, sólo vio el cuerpo de su enemigo flotando inerte en el mar.

Hay quien dice que fueron los peces quienes le hicieron pagar con su vida a Ilhuicóatl por sus malas acciones.

El tren fantasma de la Estación Hamaragi

El tren fantasma de la Estación HamaragiHamaragi es un pueblito de Japón, uno que tiene una triste historia de la guerra. No fue barrido por las bombas atómicas, lo que ocurrió en ese pueblo fue mucho más horrendo.

En plena guerra, los hombres del pueblo se fueron a defender a su patria, de 16 años en adelante, todos fueron a la guerra. Se pusieron de acuerdo y el tren, el único que había en los alrededores, debería partir la siguiente noche con todas las mujeres y niños a bordo hasta la última estación 5 pueblos más arriba, donde estarían a salvo. Estaban preparando todo para la partida cuando llegaron los soldados enemigos. Venían en varios vehículos militares, tenían informes de que los hombres del pueblo se habían ido a luchar, lo sabían y venían a aplicarel terror.

Tomaron al maquinista, un anciano de más de 70 años, mientras conversaba con su familia y lo obligaron a montar al tren apuntando a su esposa e hijos que quedaron en tierra. Todas las demás mujeres y niños también fueron obligados a subir a los vagones. Los soldados soldaron entonces las puertas, nadie podía salir.

Lanzaron bombas de gas dentro de cada vagón, el humo, entre rojo y mostaza, hizo que casi de inmediato, mujeres y niños cayeran tosiendo, asfixiándose lentamente entre charcos de vómito y sangre. Ordenaron al maquinista arrancar, el tenía miedo de dejar a su familia, pero por evitar que siguieran torturando a la gente arrancó lo más rápido que pudo.

Y eso era lo que querían.

Ya era seguro que ningún pasajero sobreviviría al gas, pero varios minutos de vida les quedaban, los suficientes para resistir hasta la primera curva al salir del pueblo, donde el tren, ya con cierta velocidad, cayó por un barranco por la falta de rieles, retirados previamente por los soldados. Sabían que en la curva casi no se miraban los rieles que veían y sobre todo, que el maquinista nervioso no haría más que mirar atrás para ver a su familia y los brazos de quienes trataban de tomar aire entre sus puños.

El tren rodó por el barranco de más de 100 metros, algunos salieron al reventarse algún vagón pero al final eso solo sumó horror a la imagen. Los soldados se acercaron en los vehículos con la familia del maquinista y todos observaron cómo cuerpos quemados, golpeados, bañados en sangre y vómito, trataban de subir, sin fuerza ya más que para dar algunos pasos y caer para luego volver a intentarlo. La mujer e hijos del maquinista fueron lanzados al barranco, con tal fuerza que sencillamente rodaron y al llegar abajo se sumaron a los cuerpos que, como zombis, trataban inútilmente de subir.

Muchos años después, algunos indigentes cuentan que los niños que se pierden y alguno que otro borracho es invitado a subir a un tren por un grupo de una mujer y varios niños, que el tren arranca y nunca más vuelven a ver a la persona, que el tren es mucho más antiguo que los que existen en la estación actualmente y que luego se escuchan gritos en el barranco, sin duda gritos y lamentos de nuevos espectros que suma El Tren Fantasma de la Estación Hamaragi.

La Llorona

La LloronaEn el día de hoy te traemos una estremecedora historia de terror, la cual se ha ido transportando de boca en boca dentro de la sociedad Latinoamericana, llegando hoy en día a tratarse de una de las Leyendas de miedo cortas más reconocidas en este continente: El relato de La Llorona.

Como bien cuenta la historia, allá por el Siglo XVIII, en medio de todas las revueltas, conflictos y guerras armadas entre los españoles y colonos, existió una historia de amor y desengaño que difícilmente pueda dejar de ser relatada. Se trata de un amorío vivido por uno de estos soldados españoles abocados a las constantes guerras, y una joven y bella indígena habitante de la zona que hoy se conoce como México.

Como bien se sabe, México representaba uno de los centros económicos y administrativos de mayor importancia durante toda la conquista, lo cual llevó a muchos soldados a atravesar estas zonas para defenderse de los levantamientos indígenas. La relación entre estas dos personas comenzó luego de una feroz batalla, una relación mal vista por la corona teniendo en cuenta la mezcla de sangre real y pura con sangre de ciudadanos originarios.

De esta manera, la relación amorosa tuvo que llevarse a cabo prácticamente a escondidas del resto de la población, un lazo realmente fuerte que los llevó a tener tres hijos en un lapso de 5 años. A pesar de esto, la relación contaba con sus claras dificultades, teniendo en cuenta que este soldado debía involucrarse en constantes batallas en defensa de la corona, dejando a la joven solitaria durante muchos meses y negándose a la recurrente petición de casamiento por parte de esta.

El conflicto crecería en gran medida años más tarde, cuando la joven indígena se daría con la noticia de que su amado había contraído matrimonio oficial con una señorita de la clase alta española, noticia que la desgarró internamente y la llevó a un estado de locura.

La mujer estaba realmente fuera de sus cabales, por lo cual una fría noche decidió salir a dar un paseo con sus tres pequeños hijos hacia las orillas de un lago. Una vez llegados a este lugar, la joven tomó una drástica decisión, arrojó a los pequeños al agua esperando que mueran ahogados tomando una suerte de venganza.

No fueron necesarios más que unos minutos para que la mujer recapacite sobre lo terrible de sus acciones, por lo cual entró en un estado de verdadera locura y decidió también quitarse la vida en el lugar donde sus tres pequeños yacían ya fallecidos.

La historia cuenta que durante las frías noches de invierno a las orillas de este lago, pueden oírse sollozos acompañados por la voz de una misteriosa mujer, preguntando muchas veces dónde se encuentran sus hijos. Quizás se trate del alma en pena de la joven, condenada a vagar eternamente en forma de espíritu, condena que nunca llegaría a compensar las terribles decisiones tomadas en vida.